… Otras Formas de Buscar en Google (I)

Hola a todos los que me seguís, que sois pocos pero valiosos. Ya sé que debería publicar más a menudo para aumentar mi audiencia pero el trabajo, la familia y los estudios hacen que a veces resulte una tarea “struggliana”, los que habéis leído mi anterior post sabéis de que hablo… agradezco que, con la poca vidilla que le doy a mi blog,  aún estéis ahí. Me viene a la mente una nueva frase: quien tiene un seguidor en su blog tiene un tesoro, esta es la razón por la que os considero valiosos, sois mi pequeño tesoro.

No os asustéis que todavía no me he vuelto así

Para ocupar todavía MÁS mi tiempo me he inscrito en un curso online de búsquedas avanzadas en Google que, dicho sea de  paso, está resultando bastante interesante. Como la tarea de búsqueda es bastante común en la labor de traducción, he decidido compartir algunas de las técnicas aprendidas en este blog para que puedan servir en los trabajos de traducción o en cualquier otro tipo de tarea.

1.- Para empezar os hablaré de la búsqueda de imágenes por color. ¿Sabéis que podéis seleccionar que aparezcan en vuestra búsqueda un determinado tipo de imágenes todas ellas en la misma gama de colores?. Más interesante todavía… si no recuerdas el nombre de un libro pero sí los colores de su portada puedes encontrarlo con esta herramienta:

  • pulsa la opción Imágenes de la izquierda de la pantalla de Google;
  • escribes en el buscador la temática del libro, por ejemplo “diccionarios de inglés”;
  • seleccionas “imágenes”;
  • eliges, en la paleta de la parte izquierda inferior, el color que recuerdas que predomina en la portada (el amarillo por ejemplo)… e voilà! :

Manera fácil de encontrar un libro cuyo nombre no recordábamos

2.- Otro tipo de búsqueda relacionada con imágenes: si tenemos una fotografía de un paisaje o lugar desconocido, de un animal de una raza  concreta que desconocemos, un objeto que no habíamos visto nunca antes…  podemos averiguarlo mediante el buscador de imágenes de Google:

  • en primer lugar, la fotografía debe estar guardada en el escritorio y la pantalla del buscador reducida para poder ver la imagen en un lateral de la pantalla del escritorio;
  • seleccionamos la opción imágenes  de la parte  izquierda de la pantalla de Google;
  • cogemos con el cursor la fotografía del escritorio y la arrastramos hasta la caja de búsqueda de Google;

  • De inmediato salen una serie de imágenes similares o iguales a la introducida en la búsqueda más la información que las acompaña. De este modo podemos localizar un paisaje, ciudad, etc.

3.- Otra aplicación un poco más precisa consiste en realizar una localización exacta de una búsqueda. Me explico, por ejemplo necesitas comprobar si una cita realmente se dijo por primera vez por el autor al que se le atribuye,  sirva el ejemplo que yo utilicé en uno de mis ejercicios: la frase “elemental, mi querido Watson” se le atribuye a Sherlock Holmes, personaje muy popular de la obra de Sir Arthur Conan Doyle. Para saber si fue el personaje quien acuñó realmente la cita  ponemos la frase en el buscador y nos vamos a “más herramientas” (izquierda de la pantalla), se despliegan dichas opciones y elegimos “intervalo personalizado“:

Previamente habremos hecho una búsqueda para saber en  que año se publicó la obra de Sir Arthur Conan Doyle, entonces escribimos ese año en la casilla de “Hasta” y si no nos da ningún resultado es porque esa frase es posterior al año de publicación y, por tanto, acuñada por otra persona. Podemos seguir investigando en Google books también. Está claro que es una frase muy conocida y que con una búsqueda normal podemos encontrar también resultados, pero es importante saber que los resultados que obtenemos de esta manera (búsqueda básica en la web) no siempre son fiables, los buscadores de Google encuentran frases que están en las páginas web lo cual significa que a veces tan solo son menciones que realizan los usuarios de Internet y puede que no sean datos verídicos sino conjeturas. La búsqueda en el intervalo personalizado puede acotarse aún más especificando dos fechas e incluso con el día y mes.

Hasta aquí esta entrada, no quiero agobiar con demasiadas explicaciones porque los contenidos pueden resultar densos o quizás desmotivadores si se acumulan, además os recomiendo que practiquéis todo lo que os explico aquí para poder entenderlo mejor. Prometo recopilar más aplicaciones y transmitirlas… encontraré el tiempo para sentarme y escribir que es lo que me gusta.

Mi blog es CO2 neutral

Mi pequeño granito de arena

Aunque este blog está enfocado a mi relación con el mundo de la traducción, no podía dejar pasar por alto uno de mis mayores compromisos vitalicios… mi preocupación por preservar el medio ambiente. Es una frase que queda muy bien hoy en día, como que está de moda… sí, pero es verdad que hace unos años me propuse pasar por este mundo dejando la menor huella posible, tratando de no alterar demasiado este nuestro ecosistema.

Siempre había tratado de reciclar y contaminar lo menos posible pero, de repente, un día me encuentro con las reflexiones de Jim Merkel y empiezo a pensar que no solamente se trataba de reciclar y no contaminar. Cuanta sensatez había en las palabras de este ex ingeniero militar, qué bonito era eso de ser consciente de la huella ecológica que provocamos, de intentar pasar por la vida como un caracol, sin alterar apenas nada, silencioso. Pausado… pero seguro:

         Lo que yo propongo es disfrutar de una gran calidad de vida con una                  huella pequeña. El reto de la sensatez ecológica consiste en convertirse en un experto en obtener el máximo a partir de lo mínimo. Se trata de consumir menos, vivir mejor e interactuar más con el entorno; a cambio, su vida tendrá más sentido.
Jim Merkel

Pues bien, así fue como comencé realmente a ser consciente de cómo podía contribuir a seguir esta filosofía de vida, alejada, dentro de mis posibilidades, del afán consumista y del paso “devorador” por este planeta… Y mientras voy por este camino, manejando al mismo tiempo las nuevas tecnologías, algo que no dejaba de parecerme contradictorio, tropiezo con una iniciativa que nunca se me hubiera pasado por la imaginación: Mi blog es CO2 neutral.
He encontrado una manera de contribuir a la mejora del medio ambiente al mismo tiempo que utilizo una de esas herramientas de última tecnología, mi blog. A cambio de escribir esta reflexión estoy apadrinando un árbol y contribuyendo a neutralizar las emisiones de CO2 de mi blog durante 5 años. Aunque resulte un tanto simbólico me hace sentir bien y animo a los demás a que realicen actos de este tipo, ya no solamente para sentirse bien, sino porque las pequeñas cosas que realizamos en la vida cotidiana son las que contribuyen a obtener cambios importantes.

Hello world! Por qué no ?

¿Por qué no usar el título que WordPress nos proporciona como ejemplo? Es una bonita manera de iniciar el primer post en un blog… sí, ya sé que es la típica frase archiconocida en todos los idiomas pero a mi me ha apetecido no borrarla y utilizarla.

Desde hace un tiempo me rondaba por la cabeza crear este blog, por varias razones: por empezar a relacionarme con mis futuros compañeros de profesión, la traducción, aunque las relaciones se pueden establecer por otros medios, evidentemente, pero este es uno de ellos; también por empezar a escribir numerosas inquietudes y reflexiones que me apetecía compartir con los demás, la verdad es que le estoy cogiendo afición a estas cosas del escribir… hace unos días, alentada por mi profesora de Estilística de la llengua catalana, me atreví a dar el paso de escribir un poema, quizás algún día lo publique aquí, de momento queda guardado para mi.

Como todavía estoy casi en mitad del recorrido para poder considerarme una traductora (estoy en 2º curso del grado Traducción y Mediación Interlingüística en la Universitat de València) de momento no tendré tantas publicaciones relacionadas con el mundo de la traducción como otros de mis compañeros, de ahí la segunda parte del título de este blog: …y algo más.